Día Mundial de los Océanos: Construyamos motivos para celebrar el Mediterráneo

Hoy es el Día Mundial de los Océanos. Recientemente ha habido algunas celebraciones con relación a nuestros océanos – como la creación de grandes áreas marinas protegidas. Pero algunos de nuestros océanos, y algunos de nuestros mares tienen muy poco por lo que alegrarse: en el Mediterráneo, por ejemplo, se estima que un 96% de las poblaciones de peces están sobrepescadas.

¿Por qué sucede esto? Pues bien, para empezar, el Mediterráneo ha sufrido el fracaso de sus Estados miembros de la UE en aplicar eficazmente los pilares de la Política Pesquera Común (PPC) y actuar para poner fin a la sobrepesca.

Pero las pesquerías mediterráneas todavía tienen una oportunidad. Aunque la sobrepesca sea del 96%, si se tomasen medidas urgentes para detener su sobreexplotación las poblaciones de peces del Mediterráneo tendrían una buena posibilidad de repuntar hacia niveles más sostenibles en 2020. Pero para que esto suceda es necesario voluntad política por parte de las naciones de la UE del Mediterráneo para que tomen medidas reales, y los hagan ahora, antes de que sea demasiado tarde.

Algunas negaciones sobre lo que sucede debajo de la superficie brillante del Mediterráneo quizás pueden ser comprendidas, a parte de los buceadores y los pescadores, para muchas otras personas su relación con el Mediterráneo no va más allá del plato de la cena o su toalla en la playa. Mientras el pescado siga apareciendo en nuestros mercados y restaurantes, no se hacen preguntas. Mientras el asesoramiento científico experto continúe siendo barrido bajo la alfombra por parte de la industria y los políticos, el gran público se mantiene satisfecho.

Pero ni los líderes políticos ni la industria pesquera pueden esconderse detrás de tales excusas: saben la verdad y no están actuando de manera adecuada.

Los líderes mediterráneos han firmado recientemente en Malta la Declaración Medfish4ever. Es una iniciativa encomiable. Sin embargo, la declaración parece ser un plan sobre un plan, más que medidas reales, urgentes y concretas para conservar, proteger y gestionar la pesca mediterránea ahora.

La atención se centrará de nuevo en Malta en octubre, cuando el Comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca de la UE, Karmenu Vella, será el anfitrión de la conferencia anual Our Ocean. Al convidar invitados de alto perfil de todo el mundo a su país de origen, el Comisario Vella pretende atraer elogios internacionales para las naciones europeas mediante el enfoque de la conferencia sobre la gobernanza de los océanos y la contaminación plástica. A los delegados se les debe decir la verdad: el Mediterráneo está en muy mal estado y necesita toda la ayuda que se le pueda ofrecer.

En el caso concreto de España, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, está trabajando sobre una serie de medidas técnicas complementarias de conservación del recurso que en un futuro se tiene previsto aplicar para la flota española que faena en el Mar Mediterráneo. Ahora bien, estas medidas no sólo llegarán tarde, sino que es muy posible que si no aseguran una reducción real de la mortalidad por pesca y un mayor control y aplicación de las normativas, difícilmente podrán ayudar a mejorar la grave situación de los recursos pesqueros en el Mediterráneo.

Rebecca Hubbard es la responsable de campaña de Our Fish, que trabaja para asegurar que los Estados miembros europeos implementen la Política Pesquera Común y alcancen poblaciones de peces sostenibles en aguas europeas.

A %d blogueros les gusta esto: